Parvovirus B19 (eritema infeccioso, quinta enfermedad)



MANIFESTACIONES CLNICAS: la infeccin por parvovirus BI9 se reconoce la mayora de las veces como eritema infeccioso (EI), que se caracteriza por un exantema tpico que puede ser precedido de sntomas sistmicos leyes, como fiebre, en el 15-30% de los pacientes. El exantema facial puede ser de color rojo intenso con un aspecto de "mejilla abofeteada" que se suele acompaar de palidez peribueal. Tambin se observa un exantema maculopapuloso simtrico, de tipo encaje y, a menudo, pruriginoso en el tronco, que se desplaza hacia la periferia para comprometer brazos, nalgas y muslos. El exantema puede fluctuar de intensidad y recurrir con los cambios ambientales, como temperatura y exposicin a la luz solar, durante semanas o meses. Una enfermedad inespecfica breve, leve, que consiste en fiebre, malestar general, mialgias y cefalea suele preceder al exantema caracterstico en alrededor de 7-10 das. Se observan artralgias y artritis en menos del 10% de los nios infectados, pero son comunes en los adultos, en especial las mujeres. La mayora de las veces los nios presentan compromiso de las rodillas, pero los adultos presentan con frecuencia una poliartropata simtrica de las rodillas, los dedos de las manos y otras articulaciones.
El parvovirus B19 humano tambin puede provocar otras manifestaciones (Cuadro 48), como infeccin asintomtica, enfermedad leve del aparato respiratorio sin exantema, exantema atpico de EI que puede ser rubeoliforme o petequial, sndrome papulopurprico en guantes y calcetines (SPPGC; ppulas dolorosas y pruriginosas, petequias y prpura de las manos y los pies, a menudo con fiebre y enantema), sndrome de poliartropata (artralgias y artritis en los adultos sin otras manifestaciones de EI), hipoplasia eritroide crnica en los pacientes inmunodeficientes y crisis aplsica transitoria que dura de 7 a 10 das en los pacientes con anemia hemoltica (p. ej., drepanocitosis y anemia hemoltica autoinmunitaria) y otros cuadros asociados con baja concentracin de hemoglobina como hemorragia, anemia grave y talasemia. La infeccin crnica por parvovirus B19 puede causar anemia grave en los pacientes infectados por HIV y se la ha asociado con trombocitopenia y neutropenia. Los pacientes con crisis aplsica pueden presentar una enfermedad prodrmica con fiebre, malestar general y mialgias, pero en general sin exantema. La aplasia de la serie roja se relaciona con infeccin ltica de los precursores eritrocticos.
Durante el embarazo la infeccin por parvovirus B19 puede provocar hidropesa fetal, retardo de crecimiento intrauterino, derrames pleurales y pericrdicos aislados, y muerte, pero no es una causa comprobada de anomalas congnitas. El riesgo de muerte fetal es del 2% al 6% y el mximo riesgo corresponde a la primera mitad del embarazo.





ETIOLOGA: el parvovirus B19 es un virus DNA de una sola cadena, no envuelto, que se replica slo en precursores eritrocticos humanos.

Cuadro 48

Manifestaciones clínicas de la infección por parvovirus B19







EPIDEMIOLOGA: el parvovirus B19 se distribuye en todo el mundo y es una causa frecuente de infeccin en los seres humanos, que son los nicos huspedes conocidos. Los modos de transmisin son el contacto con secreciones respiratorias, a exposicin percutnea a sangre o derivados hemticos y la transmisin vertical de la madre al feto. Desde 2002 se han estudiado los derivados plasmticos mediante determinacin cuantitativa de DNA para reducir el riesgo de transmisin de parvovirus B19. Las infecciones por parvovirus B19 son ubicuas, y puede haber casos espordicos o brotes de EI en escuelas primarias o secundarias (en los primeros aos) durante fines del invierno y principios de la primavera. La transmisin secundaria entre convivientes susceptibles es frecuente y se observa en alrededor del 50% de los contactos susceptibles. La tasa de transmisin en la escuela es menor, si bien la infeccin puede representar un riesgo laboral para el personal de escuelas y guarderas infantiles, con infeccin de alrededor del 20% de las personas susceptibles. En los nios pequeos la seroprevalencia de anticuerpos suele ser del 5% al 10%. En la mayora de las comunidades alrededor del 50% de los adultos jvenes y, a menudo, ms del 90% de los ancianos son seropositivos. Se ha comunicado que la tasa de seroconversin anual de las mujeres en edad frtil es de cerca del 1,5%. El momento de aparicin del DNA de parvovirus B19 en suero y secreciones respiratorias indica que los individuos con EI son muy contagiosos antes de la aparicin del exantema y es improbable que contagien despus del comienzo del exantema o los sntomas articulares. En cambio, los pacientes con crisis aplsicas contagian desde antes del comienzo de los sntomas hasta por lo menos la semana despus de su aparicin. Los sntomas del SPPGC aparecen durante la viremia y antes de que aparezca la respuesta de anticuerpos y se debe considerar que los pacientes afectados son contagiosos. Puede haber transmisin de pacientes con crisis aplsicas al personal sanitario.
El perodo de incubacin desde la adquisicin del parvovirus B19 al comienzo de los sntomas iniciales suele ser de 4 a 14 das, si bien a veces se prolonga hasta 21 das. El exantema y los sntomas articulares aparecen de dos a tres semanas despus de la infeccin.





PRUEBAS DIAGNSTICAS: en el husped inmunocompetente la deteccin de anticuerpos IgM sricos especficos contra parvovirus B19 es la prueba diagnstica preferida. Una prueba positiva de IgM indica que la infeccin habra tenido lugar dentro de los 2-4 meses previos. Sobre la base de los resultados del radioinmunoanlisis o el enzimoinmunoanlisis se pueden detectar anticuerpos en el 90% o ms de los pacientes en el momento del exantema del El y al tercer da de enfermedad en caso de crisis aplsica transitoria. Los anticuerpos sricos IgG aparecen alrededor del da 7 de EI y persisten durante toda la vida; por lo tanto, la IgG contra parvovirus B19 no indica necesariamente infeccin aguda. Estos anlisis son factibles en laboratorios comerciales y a travs de algunos laboratorios de los departamentos de salud estatales y de investigacin. Sin embargo, su sensibilidad y especificidad pueden variar, en particular en el caso de los anticuerpos IgM. El mtodo ptimo para detectar infeccin crnica en el paciente inmunosuprimido es la demostracin del virus por hibridaci6n de cidos nucleicos o reaccin en cadena de la polimerasa (PCR), pues la presencia de anticuerpos contra parvovirus B19 es variable en la infeccin persistente. Dado que es posible detectar bajos niveles de DNA de parvo-virus B19 por PCR en suero hasta nueve meses despus de la fase virmica aguda, este anlisis no indica necesariamente infeccin aguda. Por lo general los anlisis menos sensibles de hibridacin de cidos nucleicos son positivos slo durante 2-4 das despus del comienzo de la enfermedad. En los pacientes infectados por HIV con anemia grave asociada con infeccin crnica la hibridacin en fase slida (dot blot) de muestras de suero puede tener sensibilidad adecuada. El parvovirus B19 no crece en cultivos celulares convencionales.

Advertencia: El Tratamiento sirve slo de referencia para especialistas, es posible que existan errores de transcripcin, Por ningn motivo se automedique. Consulte a su Mdico.

TRATAMIENTO: en la mayora de los casos estn indicadas slo medidas de sostn. Los pacientes con crisis aplsicas pueden requerir transfusiones. Para el tratamiento de la infeccin crnica en los pacientes inmunodeficientes a menudo es eficaz el tratamiento con inmunoglobulina intravenosa y corresponde considerarlo. Algunos casos de infeccin por parvovirus B19 concurrente con hidropesa fetal se han tratado de manera exitosa con transfusiones de sangre intrauterinas.
Advertencia: El Tratamiento sirve slo de referencia para especialistas, es posible que existan errores de transcripcin, Por ningn motivo se automedique. Consulte a su Mdico.



AISLAMIENTO DEL PACIENTE HOSPITALIZADO: adems de las precauciones universales, se recomiendan precauciones contra gotitas para los nios hospitalizados con crisis aplsicas, los nios con SPPGC o los pacientes inmunosuprimidos con infeccin crnica y anemia durante la hospitalizacin. En los pacientes con crisis aplsica o eritroctica transitoria se deben mantener estas precauciones durante siete das.
Se debe informar a las profesionales de la salud embarazadas sobre los posibles riesgos para el feto de las infecciones por parvovirus B19 y las medidas preventivas que pueden reducir estos riesgos; por ejemplo, atencin a estrictos procedimientos de control de infecciones y no atender a pacientes inmunosuprimidos con infeccin crnica por parvovirus ni a pacientes con crisis aplsicas asociadas con parvovirus B19, pues es probable que los pacientes de ambos grupos sean contagiosos.



MEDIDAS DE CONTROL

• Las mujeres expuestas a nios en el hogar o el trabajo (p. ej., maestras o empleadas de guarderas infantiles) corren mayor riesgo de infeccin por parvovirus B19. De todos modos, dado que los brotes en escuelas o guarderas infantiles a menudo indican diseminacin ms amplia en la comunidad, que comprende infeccin inaparente, las mujeres corren cierto riesgo de exposicin proveniente de otras fuentes en el hogar o la comunidad. En vista de la alta prevalencia de infeccin por parvovirus B19, la baja incidencia de efectos adversos sobre el feto y el hecho de que evitar las guarderas infantiles o la docencia en aulas puede reducir pero no eliminar el riesgo de exposicin, no se recomienda la exclusin sistemtica de las embarazadas del lugar de trabajo donde hay casos de El. Las mujeres en edad frtil a quienes les preocupa el tema pueden someterse a investigacin serolgica de anticuerpos IgG contra parvovirus B19 para determinar su susceptibilidad a la infeccin.
• Corresponde explicar a las mujeres que descubren que han estado en contacto con nios que estaban incubando EI o que presentaban una crisis aplstica el bajo riesgo potencial de infeccin, y se les debe proponer la opcin de investigacin serolgica. La ecografa fetal puede ser til en estas situaciones.
• Los nios con EI pueden asistir a la guardera infantil o la escuela porque ya no contagian.
• Es probable que la transmisin de parvovirus B19 disminuya mediante la aplicacin sistemtica de prcticas de control de infecciones, como higienizarse las manos y desechar de manera apropiada pauelos de papel usados.